Web de Metal PODERES TERRENALES de Anthony Burguess – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

PODERES TERRENALES de Anthony Burguess

by Hombre Rancio

Sinopsis: Saga panorámica del siglo XX centrada en la relación tormentosa entre un respetado escritor homosexual y un hombre de fe. Kenneth Tommey, escritor encumbrado y ya improductivo, agnóstico, homosexual y declarado apóstata, es requerido para que confirme una supuesta curación milagrosa de la que fue testigo hace medio siglo. El autor del prodigio es Carlo Campanati, elegido Papa con el nombre de Gregorio XVII y en proceso de canonización tras su fallecimiento. Obra maestra de Burgess, Poderes terrenales combina una penetrante e irónica visión de la historia con un humor absolutamente original. Anthony Burgess consiguió una gran popularidad con su novela La naranja mecánica (1962), especialmente después de ser llevada al cine por Stanley Kubrick en 1972.

Opinión Personal: Obra Maestra pero empecemos por el principio. Anthony Burguess es uno de los mejores escritores de lengua inglesa de todos los tiempos, mas reconocido entre literatos que entre el gran público. Saltó a la fama mundial por la Naranja Mecánica que Kubrick llevó al cine y que disgustó enormemente a Burguess pues el director cambió el final y todo el sentido del relato. Lo que venía a decir Burguess es que la violencia engendra violencia pero que es cosa de la juventud y que después el cuerpo te pide estabilidad emocional en cambio en la película Alex quiere seguir violento.

Pero no es la mejor obra del autor y se puede decir que estos Poderes Terrenales es una mezcla de biografía del propio autor y una mezcla de dos de sus mejores obras: El reino de los Réprobos, donde trata el tema del origen de la iglesia y Jesús, donde trata sobre el tema de la crucifixión, porque Burguess siempre trató con mucha profundidad el tema de la fe cristiana. Para los entendidos su mejor obra es Enderby por dentro, que narra las peripecias vitales de un escritor afamado pues bien, esta extensa novela (1.000 páginas) es una mezcla entre la vida de un escritor y el dilema entre el bien y el mal y además es una extensa biografía de lo que fue este siglo anterior.

Lo primero que hay que decir es que los personajes te atrapan por completo. El personaje de Kenneth Toomey, escritor de 81 años, homosexual es uno de los más logrados de todos los tiempos. Kenneth Toomey es un mago de las palabras y de la pomposidad y eso genera en la novela muchas situaciones cómicas. A la vez es un elitista que siempre te ofrece en cualquier tipo de conversación desde la declinación en griego de una palabra pasando por datos culturales que no vienen al caso, algunos definieron esta novela como una orgía cultural, la verdad es que Burguess sabe como no hacerlo empalagoso en ningún momento y resulta ameno gracias a ponerle en frente a un personaje opuesto. Toomey es un escritor de éxito de novelas amables sin ningún transfondo. Desafortunado en el amor y en una época donde la homosexualidad estaba penada y muy mal vista, el señor Toomey vive una serie de experiencias vitales que le llevan como si se tratara de Tintin, nuestro eterno Globbertrotter creado por Hergé, viajar por toda Europa, pasar largas temporadas en Usa y viajar a Borneo, cosa que también hizo Burguess en su vida real.

Su hermana Hortense, una de las protagonistas secundarias. Hortense condena la homosexualidad de Ken Toomey, pero acaba siendo lesbiana, Hortense condena las novelas pomposas de Toomey y también condena su forma de hablar…. ella acaba siendo escultora. Se casa con Doménico un joven italiano compositor de música clásica, un tanto descerebrado que es el hermano de Carlo Campanati, junto a Toomey, los dos protagonistas de la novela.

Toomey recibe el encargo de escribir una biografía sobre Carlo Campanati y verificar si el fallecido Papa hizo milagros para santificarlo. Toomey conoció a Carlo Campanati desde sus inicios y las conversaciones sobre la vida que mantienen los dos son el eje central de esta novela. Porque Toomey es la falta de fe y da sus motivos y Carlo nos dice porque hay que creer, eso sí, ambos coinciden en que la vida no es nada sencilla.

Son personajes tan bien caracterizados que tienen vida propia y a lo largo y ancho de la novela, esta extraña pero a fin de cuentas familia nos hace un viaje al centro de la fe y nos cuentan que básicamente, esto es un infierno pero hay que vivirlo y no perder la esperanza.

A través de los ojos de Toomey vamos a vivir los acontecimientos más destacados del siglo anterior. Toomey nace a finales de la primera guerra mundial y ahí tenemos el contexto, vivimos los locos años veinte con él y el posterior y trágico crack de la bolsa en Usa. Después poco a poco vivimos una escalada de violencia inusitada en el viejo continente y surge desde la guerra civil española a los movimientos fascistas en Italia y Alemania. El primero en ser analizado por Burguess con lupa es la figura de Mussolini, aprovechándose de los Carlo y Domenico Campanati y su origen italiano y allí manda a Toomey que tiene una visión clara de que el régimen de Mussolini no durará mucho. También acaba viajando a la Alemania Nazi donde nos pinta a los nazis como si fueran funcionarios. Se aprenden de memoria el credo Nazi y no quieren salir ni un ápice del renglón, los pinta como ratones amaestrados.

Vivimos la guerra fría y la desconfianza del gobierno inglés hacia Toomey y tenemos un paralelismo con la caza de brujas americana y la búsqueda y captura de escritores comunistas. Tenemos la descolonización de África y el auge del Black Power, el movimiento negro, a través del sobrino de Toomey que viaja al África negra y a través de un amante negro de Toomey que introduce el tema de las minorías raciales y el auge del movimiento negro. Como este libro finaliza en 1971 (el autor finalizó su escritura en Mónaco en 1980), el libro también narra algo que impactó a la sociedad en la década de los setenta, como eran las sectas y los suicidios en masa, también a través de una sobrina captada de Toomey.

Es una saga familiar que vive todos los acontecimientos del siglo gracias a la longevidad de sus protagonistas. Es una obra maestra precisamente por eso, porque es una clase de historia y de lo más amena y sin juzgar la historia ni desde un punto de vista partidista y es que se puede decir que Toomey es un apátrida cuya única bandera que esgrime es la de la cultura que defiende a capa y espada. Como todos las novelas de Burguess contiene moraleja y un dilema moral que se va desarrollando durante toda la novela entre las charlas del escéptico Toomey y las charlas del huracán de la fe, no de la manera oficial, de Carlo Campanati pero al contrario que en otras novelas de Burguess, en esta ocasión deja la cuestión en el alero. La eterna lucha entre el bien y el mal no se solucionará nunca. ¿Existe Dios? es una pregunta que se hará la humanidad siempre y Burguess simplemente utiliza a dos personajes contrapuestos culturalmente y enfrentados (amor carnal vs amor espiritual) (Practicidad, fe) para que cada uno, deja su forma de pensar y el lector analice la cuestión desde todos los ángulos. Sin lugar a dudas Poderes Terrenales es una de las mejores novelas de los últimos 100 años y es que Anthony Burguess, se convertirá tarde o temprano en un mito de la lengua inglesa con esta novela inmortal y a la vez muy terrenal.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *