Web de Metal PSICOSIS II de Robert Bloch – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

PSICOSIS II de Robert Bloch

by Jordi Thunder

Sinopsis: Todos recuerdan a Norman Bates, el tímido director de motel con una fijación mortal por su madre. Después de pasar varios años internado en un hospital psiquiátrico por la terrible matanza que horrorizó al mundo, Norman anda suelto de nuevo. Ha conseguido escapar, y ahora recorre un sangriento camino hacia Hollywood donde, al parecer, se va a rodar una película sobre su vida y sus crímenes… pero este rodaje, tras un repentino y espeluznante giro, empieza a parecerse demasiado al horror en el que se inspira.

Opinión Personal: Pasaron bastantes años desde que Robert Bloch escribió Psicosis y gracias a la película de Alfred Hitchcock, Robert Bloch empezó a trabajar con Lovecraft y después siguió su propio camino. Él dominaba sobre todo el cuento corto y tiene más de 100 títulos. También trabajó para Fanzines, literatura fantástica y de ciencia ficción.

Pero el bueno de Bloch saltó a la fama gracias a la película de Hitchcock. Él escribió Psicosis en 1959 y la película fue llevada a la gran pantalla con enorme éxito y le catapultó hacia la fama. Es ahí cuando se centró su carrera como guionista, por ejemplo para series de la tele como Star Treck para la que escribió el guión y también empieza su carrera como novelista: América Gótica, El pirómano, son quizás uno de sus mejores títulos, difíciles de conseguir en España con traducción al castellano.

En 1980 volvió de lleno la fiebre por Psicosis, el actor Anthony Perkins que hizo de Norman Bates, retomó en los ochenta el personaje e hizo secuelas hasta llegar a Psicosis V. Para todas estas secuelas no se contó con Robert Bloch como guionista. Este escritor angelino recibió el encargo de escribir una segunda parte de Psicosis que no tiene nada que ver con las secuelas dirigidas por Perkins.

Tengo que decir que las secuelas de Perkins son muy superiores a esta segunda novela de Psicosis de Bloch escrita en 1982 y también muy superior a la tercera entrega escrita por Bloch en 1990 y que le puso punto y final al personaje de Bates.

Pero la “Batesmania” continúa, ahora hay una serie sobre el Bates Motel, se hicieron nuevas películas, se habla sobre escritores que quieren seguir con la saga… etc, es un personaje con mucho tirón pero precisamente en esta novela de Bloch el personaje de Norman Bates no brilla en ningún momento. Por eso prefiero las secuelas de Perkins porque son fieles al Norman de siempre, en cambio en esta novela no hay una línea continuista.

Norman Bates está encerrado en un psiquiátrico y aprovecha la visita de unas monjas para escapar. A su vez se está rodando una película sobre la vida de Norman Bates y se sospecha que este acudirá a los estudios de grabación para boicotear la película, será el doctor Adam Clairborne, su psiquiatra, el que intenta dar con Norman y él es el protagonista de esta novela pues Norman solo aparece en las primeras treinta páginas.

Aunque Clairbone por momentos sea el alter ego de Norman no es lo mismo y eso es lo que más pesa sobre esta novela. Bloch trata de reflejar desde los excesos de Hollywood hasta como se trabaja en un estudio, algo que le queda muy creíble pues él fue guionista y sabe lo que se movía por esos ambientes. Sigue la intriga durante todo momento, con la intensidad habitual de Bloch, con personajes de doble cara que no sabes si van o vienen, manteniendo la tensión psicológica en cada página que siempre fue su gran punto fuerte. También mantiene al lector en tensión al hacernos ver que Norman se esconde detrás de cada esquina y por supuesto hay esa dimensión terrorífica y asesina haciéndonos ver que cada personaje corre peligro.

La novela en sí a medio camino entre Thriller y novela de terror (más de lo primero que de lo segundo) funciona y se lee fácilmente. Pero aunque el personaje de Clairborne tiene una profundidad psicológica y haya un golpe de efecto brutal en las últimas páginas que el lector no se esperaría nunca, lo cierto es que falta la chispa de Norman, no hay esa tensión ni esa carga psicológica que su personaje más logrado creaba y es que es una segunda parte de Psicosis sin Norman Bates, que vive de su recuerdo y de sus obras malignas y de las que estas son capaces de generar en los demás, desde rechazo, miedo, tensión, odio, rencor y hasta morbo… pero una novela de Norman Bates sin Norman Bates, pues no es lo mismo. Si la lees como si no tuviera que ver con Psicosis aún se puede disfrutar más pues puede que Bloch no fuera un gran escritor pero sabía como manejar la tensión.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *