Web de Metal RAMBO (LAST BLOOD) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

RAMBO (LAST BLOOD)

by Pescaíto Thrasher

Ficha Técnica: Usa 2019. Acción. 100 minutos. Director: Adrian Gungberg. Guión: Sylvester Stallone. Música: Brian Tyler. Fotografía: Brendan Galvin. Productora: Millenium Films. Reparto: Sylvester Stallone, Paz Vega, Sergio Peris-Mencheta, Adriana Barraza, Yvette Monreal, Óscar Jaenada, Marco de la O, Rick Zingale, Louis Mandylor, Jessica Madsen, Nick Wittman, Sheila Shah, Díana Bermudez, Atanas Srebrev, Aaron Cohen, Manuel Uriza, Owen Davis, Dimitri Thivaios, Genie Kim, Ricky del Castillo, Joaquín Cosío

Sinopsis: Después de haber vivido un infierno, John Rambo se retira a su rancho familiar, pero su descanso se ve interrumpido por la desaparición de su ahijada tras cruzar la frontera con México. El veterano de guerra emprende un peligroso viaje en su búsqueda, enfrentándose a uno de los carteles más despiadados de la zona. Así descubre que, tras la desaparición de la chica, hay oculta una red de trata de blancas. Con sed de venganza, deberá cumplir una última misión desplegando de nuevo sus habilidades para el combate.

Opinión Personal: Soy de la opinión que para juzgar una película de Rambo hay que ponerse la lente correcta. Rambo y en general todos los productos de Stallone (Rambo – Rockie – Mercenarios) son pelis de acción de entretenimiento sin más. Tú no le puedes pedir moraleja a John Rambo, esto no es una película de Truffaut o de Hitchcock, no es arte es entretenimiento sanguinolento sin más batallas.

De todas las sagas del señor Stallone al que muchos consideran un pésimo actor y no seré yo el que lo defienda pues pocos papeles buenos le vi en mi vida y vi casi todas sus películas… esta saga es la que más avejentada está y menos recorrido le veo, ya en la anterior era un baño de sangre sin sentido basado en efectos especiales sin más historia.

Puede que Sly no sea un gran actor pero hay que admitirle que siempre se ven sus películas con ese cariño pues los que ya peinamos canas como él, sus pelis han acompañado toda nuestra adolescencia, todos vimos Cobra, todos combatimos contra Apollo Creed y después nos hicimos su amigo, y todos estuvimos en el bosque con John Rambo mientras le perseguía la policía.

De todas las películas de Rambo estamos ante la peor y de lejos, exceptuando la primera que la considero incluso muy buena, puede que salvable la segunda y el resto sobraba, pero esta película es tan mala que hace buena a la anterior de Rambo, lo cuál son palabras mayores.

Vamos al meollo de la cuestión. Rambo va a México, un país que es dibujado como violento, donde la prostitución y las drogas están en cada esquina, poca seriedad y menor profundidad. Me recuerda a aquellos retratos tan superficiales que el cine americano de los ochenta hacía durante la guerra fría de la Unión Soviética, los pintaba como gente diabólica y aquí vuelve a suceder lo mismo.

No hay moraleja en esta película, solo violencia. Lo que trata el director que no tiene excesiva pericia, es plasmar el cine de los ochenta de acción y vaya si lo consigue, es el único objetivo también. Tenemos al John Rambo de siempre, primitivo, violento, parco en palabras y resolutivo, le gusta más la sangre que un buen filete y no os va a defraudar porque ya perdí el número de tipos a los que se carga.

En el reparto Paz Vega, Perís Mencheta haciendo de malo… curiosidades sin profundidad alguna, todos los focos para Sly. Por cierto que el personaje de John Rambo se lo inventó David Morrell que sacó la novela Last Blood en la que se basó acorralado y sí que tenía profundidad.

La película es mala con avaricia, no os voy a mentir. Ahora bien, en el cine se me pasó el tiempo volando y más de uno daba desde puñetazos al aire o pateaba con los pies como hacían nuestros padres antaño en el cine cuando echaban una de vaqueros en la posguerra española. Esto es cine, esto es evasión y diversión sin más historia. Una película sin ningún sentido pero que no defraudará a los fans de John Rambo, simplemente el Rambo de toda la vida, malhumorado, eternamente amargado y el abusón de patio de colegio de siempre. Una historia de venganza familiar, una simple justificación para que Rambo vuelva a su guardería con sus juguetes, esta vez en México donde la lía parda. Mala con ganas pero divertida como siempre.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *