Web de Metal Flying Vision – Dreamy Night (1983) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

Flying Vision – Dreamy Night (1983)

by Luna

Lo de las bandas íntegramente femeninas es muy viejo ya pero en el metal lo pusieron de moda las bandas inglesas ligadas en cierta manera a la Nwobhm como Girlschool o Rock Goddess, después vendrían las bandas americanas comerciales de rock … solo por citar las más conocidas porque hubo y hay bandas femeninas en todos los estilos musicales desde los más comerciales a los más melódicos.

Japón no se quiso quedar atrás y la primera banda íntegramente femenina de la que tenemos constancia dentro del Heavy Metal fueron las Flying Vision de Tokyo, banda creada en 1983. Debutaron al año siguiente de forma independiente con una demo compuesta por cuatro temas grabada en formato cassette y que distribuyeron ellas mismas en los escasos conciertos que ofrecieron ese año. Entonces fueron contratadas por el sello Rock Mater, un sello muy curioso del que ya podían copiar su filosofía con las bandas otros sellos. Era un sello que se dedicaba a darle una oportunidad a las bandas noveles y su primer álbum siempre se lo grababan en directo, porque este sello consideraba que era la única forma que tenían las bandas de ganar dinero, tocando en directo y que era una forma para atraer a los fans, de esta guisa, grabaron su primer directo en Tokyo, ese mismo álbum en directo fue posteriormente lanzado en VHS para el mercado japonés por el mismo sello.

Ese mismo año les llegó la oportunidad de grabar un split para el sello Rock Macker que les hizo la promoción completa: álbum en directo, VHS y Split, participando junto a una banda tan reconocida como eran los Sabbrabells, una de las mejores bandas de Heavy Metal que dio el país nipón pero por desgracia después de esto nada se supo de estas chicas hasta el 2009 cuando hubo una reunión para tocar en directo tan solo una vez, ellas mismas grabaron de forma independiente el vídeo. Posteriormente su cantante, Kayoko pasó por las filas de Sabrina y la batería pasó por las filas de Heartleaf.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *