Web de Metal MANILLA ROAD – The Circus Maximus (1992) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

MANILLA ROAD – The Circus Maximus (1992)

by Hombre Rancio

USA
Heavy Metal

manilla road 91. Throne of Blood
2. Lux Aeterna
3. Spider
4. Murder by Degrees
5. No Sign from Above
6. In Gein We Trust
7. Flesh and Fury
8. No Touch
9. Hack It Off
10. Forbidden Zone
11. She’s Fading

Mark Shelton – Cantante, Guitarra
Aaron Brown – Batería
Andrew Cross – Bajo, Teclados

Uno de los trabajos más desconocidos de la banda por no decir el más desconocido. The Circus Maximus es el proyecto individual de Mark The Shark Shelton pero el sello Black Dragon Records le obligó a editarlo como Manilla Road para tener más ventas, algo que enfadó a Mark.

Es la primera vez que Shelton no cuenta con Foxe ni Scott, los dos músicos que le acompañaron toda la vida. También es la primera vez que la banda cuenta con tres cantantes, Brown y Cross cantan temas solos en este trabajo, no es algo habitual en la forma de trabajar de Shelton, por cierto a estos dos músicos se los tragó la tierra, no volvieron a colaborar con ninguna banda.

Solo veo dos temas que suenan a Manilla Road de toda la vida como son Forbidden Zone y Throne of Blood el resto se puede decir que es novedoso. Es el primer trabajo que veo irregular, Manilla Road siempre fue una banda de notable para arriba, nunca bajan de esa nota pero en este trabajo hay temas menores que no aportan gran cosa.

Lo que hay es mucha psicodelia en todos los temas, cambios de ritmo que no te esperas para nada y voces muy raras que nada tienen que ver con la melodía, más teatrales que nunca. Hay partes lentas que te recuerdan a Black Sabbath pero en los cambios de ritmo siempre te pillan por sorpresa.

Otra característica es la duración de los temas, es un álbum difícil de digerir por la duración de todos sus temas, desarrollos largos y sorpresivos, hay creatividad en este proyecto que nada tiene que ver con lo que se hacía en la década de los noventa, por eso tiene ahora un valor muchísimo mayor y seguro que los fans de Manilla Road se acercan a estos temas con curiosidad.

No abundan las partes acústicas pero hay algún acercamiento al Rock, cosa que antes no había hecho nunca, lo que lo hace más sugerente o al menos diferente, ver a un artista como Mark Shelton tocar temas como Lux Aeterna que es una especie de Hard Rock melódico con ramalazos progresivos y sinfónicos pues resulta bastante curioso.

Después de este proyecto vino la nada, el disco tuvo malas ventas, el sello se fue a la quiebra y Shelton lo dejó durante diez largos años donde se dedicó a sus negocios en su Wichita natal y lo cierto es que nunca vivió de la música. El caso es que si quieres escuchar a un artista fuera de su hábitat natural este The Circus Maximus es recomendable, Pop, Rock melódico, rock psicodélico como en el tema Spider y mucha oscuridad en una forma de trabajar para este autor, completamente novedosa.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *