Web de Metal AFTER ALL – Waves of Annihilation (2016) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

AFTER ALL – Waves of Annihilation (2016)

by Vpower

Bélgica
Thrash

after all 201. Rejection Overruled – 03:27
02. Target Extinction – 03:08
03. The Unusual Sin – 03:57
04. Fall in Line – 04:02
05. None Can Defy – 03:59
06. First Class Terror – 05:14
07. Restore to Sanity – 03:43
08. Lost in the Crowd – 05:00
09. After the Hurt Is Gone – 06:26
10. Destructive Force – 04:36

Christophe Depree – Guitars
Dries Van Damme – Guitars
Frederic «Fre» Vanmassenhove – Bass
Sammy Peleman – Vocals
Bert Guillemont – Drums


after allJamás entenderé como los After All no son considerados una de las mejores bandas de la actualidad. Estos belgas llevan luchando desde 1987 y siempre se caracterizaron por ofrecer trabajos de calidad y muy variados. Ellos practican una especie de Power Thrash que podríamos comparar con bandas como Patriarch, Paradox, los inicios de Angel Dust, Heathen, Realm, Deathrow… por citar algunas. Se mueven siempre entre el Power Thrash, el Thrash técnico y con influencias muy revival. A mí me recuerdan mucho a sus compatriotas Patriarch, llevan toda la vida luchando a la sombra sin reconocimiento alguno.

Este es el noveno álbum en estudio de esta banda. Los inicios fueron duros pero a raíz de su trabajo «Mercury Rising» del 2002 la banda encontró su camino. El álbum arranca con Rejection Overruled, un tema veloz y con una ejecución inmaculada, cambio de ritmo a medio tiempo, la dosis justa de groove y un muy buen solo. Tanto los solos limpios y técnicos como la voz del cantante, poco tienen que ver con el Thrash y es que la banda mezcla Heavy, power y Thrash técnico en sus temas.

Target Extinction vuelve a tirar de una aceleración asesina y siempre destacan por su base rítmica poderosa, que me recuerda tanto a la de los Helstar, donde siempre destaca el papel que juega el bajista, muy técnico en este tema, en este tema suenan mucho más agresivos y con unos coros guturales.

Tienen un esquema muy estudiado en sus temas y no se salen de él. The Unusual Sin es un corte que sigue la estela de los anteriores. Siempre tirando de una base rítmica tan acelerada como técnica, que recuerda a bandas como Helstar o Powermad. Siempre con cambios de ritmo y solo limpio, esta vez doblado aunque me sabe a poco porque se queda escaso.

Con todo el sabor de los ochenta llega Fall in Line, sin lugar a dudas el mejor tema del álbum. Power Thrash revival con atmósfera oscura en los fragmentos lentos y con un ritmo dinámico en la ejecución, tirando de diferentes registros vocales durante el tema, muchos de ellos muy agudos lo cuál le da un toque metalero al tema de lo más interesante.

Lo que me gusta de esta banda es que siempre somete al oyente a una escucha muy atenta pues son muchos los destellos de calidad y la calidad que nos ofrecen. None Can Defy es un corte donde mezclan los ritmos Painkiller de Judas Priest, con un Thrash dinámico y actual con mucha presencia del bajo y groove metal, el esquema del tema sería similar a los de la Bay Area en su época dorada.

First Class Terror es el tema más guitarrero de todo el trabajo, me quedo con su aceleración asesina y con la primera sección del tema construida por muy buena labor del guitarra solista. Restore to Sanity es un tema que introduce dos nuevos frentes donde desarrollar la creatividad de la banda, en este medio tiempo aparecen pinceladas de Death metal melódico y también de Heavy metal, todo con fluidez.

Con el corte Lost in the Crowd volvemos a tener un acercamiento al Power Thrash mezclado con el sonido de la Bay Area, uno de los temas con más gancho. Entramos en la recta final y lo hacemos con garantías con temas como After the Hurt is Gone, es un medio tiempo con un trabajo técnico y muy versátil en los riffs, con continuos cambios de ritmo. Este tema presenta el mejor solo de todo el álbum, a mí me recordó muchísimo a Megadeth en sus buenos tiempos. El plástico finaliza con Destructive Force un corte con unos riffs doblados muy afilados, semejanza con los Annihilator en la era Comeau.

Me hubiera gustado que la banda tirase de atmósfera como hicieron en Cult of Sin, el mejor álbum de la banda sin lugar a dudas. Pero aún así, este Waves of Annihilation me parece un trabajo muy notable. Sigue la estela del anterior trabajo de la banda y los After All siguen sonando a Power Thrash con técnica y aires revival, no hay temazos pero todos tienen una ejecución brillante es el típico álbum que va ganando más y más con las escuchas.

Puntuación: 8,25/10

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *