Web de Metal CHURCH OF MISERY – And Then There Were None (2016) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

CHURCH OF MISERY – And Then There Were None (2016)

by Hombre Rancio

Japón
Doom Metal

church of misery 11. The Hell Benders (The Bender Family)
2. Make Them Die Slowly (John George Haigh)
3. Dr. Death (Harold Shipman)
4. River Demon (Arthur Shawcross)
5. Confessions Of An Embittered Soul (Leonarda Cianciulli)
6. Suicide Journey (Heaven’s Gate Cult)
7. Murderfreak Blues (Tommy Lynn Sells)

Tatsu Mikami: Bajo
Scott Carlsson. Cantante
David Szulkin: Guitarra
Eric Little: Batería


.

church of misery 2Church of Misery es una de las bandas más respetadas de Japón y del doom a nivel internacional. Este es el proyecto de Tatsu Mikami, bajista y fundador de Church of Misery. La banda se creó en 1995, seis álbumes de estudio y una infinidad de demos, splist y EP les contemplan. Se les comparan con Black Sabbath, Sleep, Electric Wizard, Boris, Acrimony, Cathedral, Trouble….a lo largo de todos estos años Church of Misery ha ido experimentado con su sonido y pasando por diferentes fases como Doom, Sludge, Stoner, incluso Noise y Psych rock, podríamos decir de este álbum que es una mezcla de Stoner con Psych rock.

Pero este trabajo tiene una peculiaridad y es que Tatsu Mikami ha prescindido por esta vez de los servicios de sus compañeros de viaje para fichar momentáneamente a un Line Up estelar, es una superbanda, no sé si continuarán o solo se reunieron para este trabajo, el tiempo lo dirá. A la batería Eric Little (Salem), David Szulkin a las guitarras (Blood Farmers) y Scott Carlsson al micro (Cathedral, Death). Juntos crean un álbum tan clásico como potente, como todas los supergrupos nos asombran con su clase, pero le falta feeling al trabajo.

Arrancamos con The Hell Benders, donde Tatsu se recrea con sus pasajes en el bajo donde ese sabor tan clásico a lo Sabbath, es un Stoner con muchos solos de guitarra que tienen ese toque Psych Rock. Make Them Die Slowly es un corte que arranca tributando a los Black Sabbath y su Iron Man, calcan el inicio de ese tema, y lo llevan a su terreno, más psicodélico, más stoner y con una cadencia rítmica que lleva el tema en volandas.

Lo único que buscan estos músicos es divertirse, no arriesgan ni lo más mínimo y cada uno se dedica a poner pinceladas de sus grupos, hay mucho de los Blood Farmers en este trabajo, algo típico de los supergrupos, ahí está el tema Dr Death para atestiguarlo, un simple Stoner con garra en el riff y poco más que contar. River Moon  le mete algo de pasión al álbum que hacía falta, primero con los ritmos tribales de la batería y luego con ese riff setentero tan psych donde tributan a Hendrix.

Confessions Of An Embittered Soul, puede que uno de los temas más ambiciosos de todo el trabajo sea este, es lento, mastodóntico en su desarrollo y siempre apostando por ese Stoner y rock ácido, tiene una buena atmósfera el tema, y me recuerda en cierta manera a los Trouble más experimentales. Suicide Journey, dura tan solo dos minutos y es una Intro que mezcla Space Rock con Country y southern, muy en la línea de las Intros psicodélicas y melódicas de los Sabbath, es un tema que sirve para introducir el último corte del álbum, Murderfreak Blues, es el tema donde más distorsión emplean y quizás el tema más sucio y que suena más oscuro de todo el trabajo.

En definitiva que es un trabajo que entra a la primera, y es que con músicos de tanta calidad es normal, pero a mí no me transmite me gusta más Tatsu con su Line Up original, quizás porque tienen ciertos automatismos que con estos músicos de sesión no tiene.

Puntuación: 6,5/10

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *