Web de Metal DIAMOND HEAD – Diamond Head (2016) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

DIAMOND HEAD – Diamond Head (2016)

by Vpower

Reino Unido
NWOBHM

diamond head21.Bones
2.Shout at the Devil
3.Set my soul on fire
4.See You Rise
5.All The Reasons You Live
6.Wizards Sleeve
7.Our Time is Now
8.Speed
9.Blood on my Hands
10.Diamonds
11.Silence

 .

.

Rasmus Bon Anderson – vocals
Brian Tatler – guitar
Andy Abberley – guitar
Eddie Mohan – bass
Karl Wilcox – drums

diamond head1No necesitan presentación alguna, Diamond Head es una de las formaciones más míticas de la nwobhm. Álbumes como Borrowed Time o Lighting the Nations, cambiaron la historia del metal, son básicos. Pero lo cierto es que la banda tuvo un inicio de carrera absolutamente brutal, que parecía que iban a convertirse en los reyes del cotarro y se quedaron en una banda del montón. Canterbury fue el tercer álbum de la banda, ya no recibió la aceptación de la crítica, el resto de su discografía, es pésima, la verdad siempre por delante. La última vez que editaron un trabajo fue el sonrojante “Whats in your Head», en el 2007.

Su cantante de toda la vida Sean Harris, abandonó la banda en el 2004, después de probar con varios parece ser que Brian Tatler encontró la horma de su zapato con Rasmus, es un calco de Harris. Sinceramente no me esperaba nada de este nuevo trabajo de la banda.

Pero el disco empieza con el prometedor Bones, sorpresa mayúscula. Bien, es un tema que tiene la transcendencia en los riffs del Borrowed Time, álbum que sirvió a los Metallica para encontrar su sonido. Tiene los aires atmosféricos del Canterbury y una aceleración final muy de los Led Zeppelin, suena setentero y oscuro, temazo.

Shout at the Devil es un medio tiempo que pretende tener una atmósfera densa como la del primer corte, pero no lo consiguen, la aceleración muy rockera, es una de las premisas de este álbum, pretenden sonar setenteros, ahora bien, la producción de este trabajo es pésima y la voz de Rasmus suena enlatada, este tema baja las prestaciones de Bones. Set my Soul on Fire es un tema curioso, un medio tiempo machacón cargado de groove y aires oscuros en el riff que me recuerdan al Perfect Strangers de los Deep Purple, para que lo entendais buscan un ritmo similar al Kashmir de los Led Zeppelin, pero le dan la oscuridad de álbumes como Perfect Strangers o los dos primeros trabajos de esta banda, es un muy buen tema.

See you Rise baja un poco las pretensiones. Un rock sencillo con alma sureña, y aires de nuevo clásicos, muy hardrockeros, me recuerdan a los Great White, pero los Diamond Head le dan un toque más oscuro al tema, se hace muy pesado y repetitivo, aunque en la parte final recuperan las altas miras gracias a unos coros poderosos.

Quinto tema con All the Reasons you Live, un arranque atmosférico a base de teclados, y un medio tiempo con un ritmo del bajo adictivo, muy de la escuela de Geezer, el arranque muy atmosférico gracias al teclado, suena bien, lo más importante es que Tatler vuelve a afilar su guitarra y vuelve a estar a la altura de las circunstancias. A mí este tema me recuerda muchísimo a Zero The Hero, temazo del Born Again de los Sabbath, y es que Tatler es de la escuela Iommi.

Lo malo de este trabajo es que combina temazos con temas que no aportan absolutamente nada como Wizard Sleeve, un rock de toda la vida, que suena muy similar a bandas como Vardis. Our Time is Now arranca con delay en el riff y un medio tiempo marcado de nuevo por el ritmo del bajista, ganando en decibelios poco a poco con groove en el riff, es el clásico ritmo del Love Gun de los Kiss, solo que con aires más épicos y oscuros, suena intenso, podría convertirse en un temazo, pero simplemente se dedican a mantener la atmósfera, estás esperando que suceda algo y nunca pasa nada.

Speed es la confirmación de que los Diamond Head no están de vuelta. Es un tema al alcance de cualquier banda y un universo sonoro que no tiene nada que ver con ellos, pero hace muchísimos años que perdieron su identidad musical. Blood on my Hands, un medio tiempo oscuro, lento a caballo entre el Hard / Heavy y de nuevo persiguiendo el sonido atmosférico y oscuro del Perfect Strangers y de los Led Zeppelin, también de los Black Sabbath de la era Tony Martin, suena interesante pero siempre falta algo, la chispa que no se produce.

Diamonds es otro relleno absoluto y Silence es otro «Efecto Kashmir» en toda regla, que se agradece pero suena ya reiterativo. De todas formas tengo que decir que es el mejor álbum de los Diamond Head desde el Canterbury de 1983. Infinitamente superior a sus tres últimos trabajos, pero a mil años luz de lo que fueron los Diamond Head. También sería injusto exigirle a Tatler que sonara con la misma energía que cuando tenía veinte años.

Hay 3 temazos en este álbum, dos buenos intentos y el resto rellenos que no aportan nada, lo ideal hubiera sido editar un EP, de todas formas me agrada mucho que estén de vuelta, por un tema como Bones, mereció la pena la espera.

Puntuación:  6/10

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *