Web de Metal PRIMITAI – Night Brings Insanity (2016) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

PRIMITAI – Night Brings Insanity (2016)

by Vpower

Inglaterra
Heavy Metal

primitai 101. Black Rider
02. Savage Skies
03. Night Brings Insanity
04. Power Surge
05. My Last Escape
06. Falling Embers
07. Conclusion Forgone
08. Night Hunter
09. Brace For Storms 

Jamie – Bass
Chris – Drums
Bilic – Guitar
Guy Miller – Vocals
Tom Draper – Guitar

primitai 2Primitai es una banda inglesa que busca la fórmula de la Coca Cola desde sus inicios allá por el 2003. Siguen intentándolo, su anterior trabajo del 2003 dejó un sabor de boca agridulce, puede que a la banda le falte personalidad y en este trabajo no la van a encontrar.

El problema de Primitai es que aparte de sonar sin personalidad no terminan de definir su estilo. La banda surgió en el 2003, éste es su cuarto trabajo y ellos dicen practicar un Heavy/Thrash…. de Thrash no hay absolutamente nada.

Esto es un Heavy metal moderno y la banda decidió cruzar el charco con este «Night Brings Insanity» y emular a los Fozzy. El que más destaca en esta banda es su guitarrista, en el primer corte, Black Rider nos regala un buen cambio de ritmo y un solo que suena a Judas Priest, la lástima es la mezcla que realizan, desde la atmósfera de los Metallica pasando por un exceso en el estribillo tan típico de los Fozzy que quieren introducir en el metal el gancho en los estribillos del pop.

El problema de ellos es que musicalmente son bastante buenos pero siempre lo acaban estropeando. Savage Skies es un tema veloz y que suena a una mezcla entre Power y metal clásico, tirando de groove en todo momento y abusando de nuevo del estribillo, es como querer mezclar a los Kiss con una base de metal.

Tratan de introducir frescura a sus temas como el caso de Night Brings Insanity que tiene un gran riff de inicio, al menos suena fresco y diferente y algo oscuro. El problema es que acaba derivando en lo de siempre.

En este trabajo quisieron trabajar las melodías al máximo e introducir pinceladas de rock como en Power Surge, donde lo único salvable vuelven a ser los solos. Vuelven a tirar de los Judas Priest pero el exceso en la producción y el siempre querer introducirnos voces nos arruina el resultado.

Tema a tema van cayendo un poco en la desidia, por ejemplo en My Last Escape tiran de groove metal y se pasan a un pasaje de power metal melódico que no pega ni con cola. Falling Embers vuelve a emular a los Judas Priest con sus riffs épicos y un ritmo al galope básico, es quizás el mejor corte del álbum y el camino que deberían seguir… o no, dependen del público que busquen. 

Ya se hacía de rogar la balada porque básicamente son una banda melódica y llega de la mano de Conclusion Forgone tirando de clasicismo y emulando a Uli Jhon Roth en su etapa en Scorpions, instrumentalmente es bueno el tema, la introducción del estribillo hace que esto sea un tema eurovisivo.

Este es el problema que presenta este álbum. Es un metal enlatado con muy buenos riffs y solos, pero que busca de forma obsesiva el gancho en los estribillos, son clavados a Fozzy. Lo escuchas un par de veces, pero las melodías pegadizas son solo eso, pegadizas por un tiempo y después pasan al olvido. Es un metal con exceso de producción y que echa a perder los momentos de garra que nos ofrece el guitarrista, banda para quinceañeros y acercamiento al metal para la gente que no le gusta el metal.

Puntuación: 2.75/10

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *