Web de Metal REACTORY – Heavy (2016) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

REACTORY – Heavy (2016)

by Vpower

Alemania
Thrash Metal

reactory 101. To Thanatos
02. To Hypnos
03. Deep Tranquility
04. Shrines Of The Forgotten Gods
05. Angstharsis
06. Monolith
07. Pleasure Seeker
08. Let Me Rage Before I Die
09. Eat The Rich 

.

Jonny Master – Bass
Jerry Reactor – Guitars
Hans Hazard – Vocals
Caue Santos – Drums

Estos berlineses vuelven a la carga con este Heavy. Es una banda de Thrash que no inventa absolutamente nada pero que suena que atruena. Debutaron en el 2010 con una demo a la que le seguiría su primer Ep en el 2013. Su primer álbum de estudio fue High on Radiation en el 2014, que tuvo críticas muy positivas. Vuelven a la carga con este Heavy editado por F.D.A Rekotz que incluye el tema Eat the Rich, una versión de los Mötorhead para rendirle homenaje a Lemmy.

reactory 2Los Reactory son comparados con Sodom, Destruction, Kreator, Violator o Tankard. El álbum arranca con unos ritmos en la guitarra de la vieja escuela. To Thanatos es un corte que a golpe de bajo trata de recrear una atmósfera hasta que se instalan en un medio tiempo machacón salpicado con distorsión, tratan de darle un aire sofisticado y diferente para acabar con la típica aceleración y emular sin más a los Destruction.

Tiene un aire de Thrash/Speed y orígenes del punk el corte To Hypnos, es como mezclar el universo de los Sodom con los primeros Destruction, le dan mucha importancia a la base rítmica y el sonido del bajo, pero es algo que te hacen todas las bandas hoy en día.

El problema es que las estructuras de los temas suelen ser bastante previsibles, siempre optan por desarrollar unos ritmos a medio tiempo con esa característica de darle todo el protagonismo a la base rítmica, utilizar la distorsión y acabar en la aceleración de rigor como es el caso de Deep Tranquility.

En cuanto a Shrines Of The Forgotten Gods es quizás uno de los mejores cortes de todo el trabajo. Esta vez aceleran la maquinaria desde el inicio, al menos el solo limpio y acelerado le da al tema un chispazo que tanto necesitaba.

Angstharsis arranca a golpe de bajo y con distorsión de nuevo para ir acelerando de forma progresiva. De nuevo un solo disparatado y acelerado que recuerda a los primeros Exodus, lo mejor del tema se encuentra en su parte final con un riff speedico que recuerda a los Sodom.

Llegamos a la parte final del álbum con los tres últimos cortes. Monolith tiene al menos algo de chispa, unos ritmos que pese a que suenan similares a todos los que hay en este trabajo, al menos tienen algo de vidilla y nos transmiten sensaciones, también ayudan esos coros poderosos y la voz rota de su cantante. Pleasure Seeker peca de lo mismo que todos los temas, de desarrollar ritmos de forma monótona hasta convertir los temas en actos previsibles.

Leet Me Rage Before I Die es un corte acelerado y de la vieja escuela, sin más, en cuanto al último corte, Eat The Rich, es el tributo a Lemmy… tiene miga que la cover sea el mejor tema de todo el álbum, eso habla a las claras de lo que nos vamos a encontrar aquí.

Reactory opta por darle a sus temas profundidad a golpe de bajo y unos aires revival y ochenteros, el problema radica en la estructura de los temas, muy previsible, la falta de pegada y lo que es peor, son temas de buen gusto para el amante del Thrash clásico pero sin feeling ninguno. La escena del Thrash está cuesta abajo y sin frenos.

Puntuación: 5/10

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *