Web de Metal SERPENT’S RIDE – Between Lights & Shadows (2016) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

SERPENT’S RIDE – Between Lights & Shadows (2016)

by Hombre Rancio

USA
Heavy Metal

serpents ride 11. Between Lights & Shadows
2. Lies
3. Success Is to Live
4. Sorcery
5. The Flight
6. Sould on Fire
7. Screaming Against the Dark
8. Lonely Girl
9. Lose Control (Sex Time)
10. The Sun It’s Going Black
11. Eternal Life

Agustin Davis – Bajo
Vinny Appice – Batería
Rowan Robertson – Guitarra
Ian Logan – Cantante

serpents ride 2No tendrán el glamour de los Last in Line pero es lo más parecido, también nos encontramos con un par de ex de Dio a los que por cierto teníamos perdida la pista. Hablo concretamente de Rowan Robertson que tiene una historia curiosa de cómo acabó en Dio. El mítico cantante después de la marcha de Vivian Campbell no buscaba un guitarrista que le hiciera sombra, y realizó un casting muy numeroso en el que salió elegido Rowan Robertson. Cuando fichó por Dio tenía solo 18 años y ganas de comerse el mundo, fichó para el álbum Look Up the Wolves, la verdad es que no es un gran álbum, trabajo en el que Dio trata de hacer olvidar a Vivian Campbell (misión imposible) y el guitarrista nuevo salió por la puerta de atrás. Rowan no supo aprovechar la oportunidad que le dio Dio para tener una carrera meteórica, a mí me recuerda mucho al hijo de Blackmore.

Guitarrista de los DC4 desde 1997 y de Band Tango desde el 2014, a sus 44 años trata de coger el tren que lo lleve a la cima, calidad tiene pero no ese feeling y esa clase que nos vendieron en su día, es un buen guitarrista sin más. El resto de compañeros de viaje son de sobra conocidos, como Vinny Appice que se apunta a lo que sea, hoja de servicios inmaculada (Mark Boals, Resurrection Kings, Black Sabbath, Dio, Erik Norlander, Heaven and Hell)

Ian Logan es el cantante de este proyecto, procede de la banda Hoax, un cantante con un tono potente y agudo, me recuerda a una versión muy menor del cantante de Cage. Agustin Davis al bajo, otro músico bastante desconocido.

El caso es que el mecenas de esta banda es Vinny Appice que a su vez está en Resurrection Kings y Last in Line, dos proyectos muy similares a este Serpent’s Ride que parece el hermano pobre de ambos. Practican una mezcla entre metal clásico con un ligero toque de Power, aparte de las bandas mencionadas tengo que citar a los Cage que para mi gusto son la banda de Power americano del momento y una de las más imitadas del momento.

Mucha oferta para tan poca demanda, y es que el problema de Between Lights & Shadows es que suena a más de lo mismo. Es un álbum irregular con algún que otro buen momento esporádico pero poco más. Between Lights & Shadows es un tema que me recuerda a Tony Martin en el Forbbiden de los Black Sabbath, es un tema con ese sabor clásico pero que no termina de arrancar nunca. Lies no tiene potencia en la base rítmica y tiene ese toque ligeramente progresivo que te hace pensar en los Queensryche al menos te ofrecen un mínimo de garra en el guitarreo.

Momento emotivo con Success Is to Live un medio tiempo con mucha clase en la parte acústica y arrancada final con todo el sabor del mundo de los Crimson Glory, pero luego tenemos temas construidos a base de distorsión de guitarras que no pegan ni con cola como es Sorcery o un tema gemelo respecto al primer tema como es Screaming Against the Dark con un estribillo que no me convence en absoluto aunque tiene esas pinceladas tan típicas de Dio.

Balada acústica y con arreglos de instrumentos de cuerda en Lonely Girl, emotivo pero sobrecargado en la producción, me siguen sin convencer. Lose Control es el tema con más gancho de todo el trabajo con muy buena producción, un estribillo con gancho y rollo a lo Crimson Glory, Queensryche y los Strypper, también sigue la misma estela The Sun It’s Going Black, cuya arrancada salva al tema de la catástrofe y es el único tema donde Rowan consigue transmitirme algo, un guitarrista bueno pero que siempre me deja frío. En definitiva es un álbum que está oscilando entre el aprobado y el suspenso y que me dejó más frío que un témpano.

Puntuación: 5/10

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *