Web de Metal SLEEPY HOLLOW – Tales of Gods and Monsters (2016) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

SLEEPY HOLLOW – Tales of Gods and Monsters (2016)

by Abdiel

USA
Heavy Metal

sleepy hollow21. Black Horse Named Death  
2. Sons of Osiris          
3. Alone in the Dark
4. Bound by Blood
5. Goddess of Fire
6. On Blackened Seas
7. Baphomet    
8. Creation Abomination          
9. Shapeshifter   
10. Time Traveller        
11. Shadowlands

Steve Stegg: guitarra
Chapel Stormcrow: voz
Allan Smith: bateria
Saculus von Doom: bajo

sleepy hollow1Tercer disco de esta formación de Power Metal netamente americano. Formados en Nueva Jersey tras una de las varias rupturas de Attacker, y con la participación de varios miembros de esta formación a lo largo de su historia, en especial el vocalista Bob Mitchell, la música que nos ofrecieron siempre fue similar a la banda “madre”. US Power Metal afilado, veloz, cortante.

Tras un excelente primer disco en 1991 (Sleepy Hollow) y una continuación de nivel similar hecha 21 años después que llevó por título Skull 13, ahora vuelven con un line-up algo renovado. Ya no está entre ellos el maravilloso Bob Mitchell (uno de mis cantantes favoritos de la historia. Ahí están sus discos con Attacker, Vyndykator o Alchemy-X para demostrarlo) y eso les hace perder puntos. Su sustituto, de nombre Chapel Stormcrow, tiene un timbre totalmente opuesto. Pasamos de los agudos y gritos imposibles a una tonalidad más pesada, más doomica. El amor y devoción por Iommi y sus Sabbath se hace evidente a cada segundo.

El disco comienza con Black Horse Named Death, y no lo hace nada mal. Guitarras penetrantes marca de la casa. Pero aquí comienzan algunas de las diferencias respecto a sus anteriores discos. Una voz demasiado monótona, que solo destaca al llegar el estribillo. Un buen tema a pesar de esto, gracias al toque diferenciador de Steve Stegg a las 6 cuerdas.

Pasamos a Sons Of Osiris, el segundo corte. La leve transición de la banda a sonidos más pesados y oscuros se va haciendo cada vez más clara. Riffs de inspiración oriental que aportan cierto toque exótico al conjunto. De nuevo el estribillo es repetido una y otra vez hasta el final.

Como tercer tema nos presentan Alone In The Dark. Canción instrumental de menos de 2 minutos, que prácticamente funciona como intro del siguiente corte, Bound By Blood. Tenemos otra vez un tema con excelentes y pesadas guitarras, idóneas para seguidores de Candlemass o incluso Reverend Bizarre. Pero que choca con el legado anterior de estos Sleepy Hollow. Repetitivo y machacante a lo largo de sus 5 minutos.

El siguiente corte, Goddes Of Fire, comienza de forma más clásica, más heavymetalera. Con unas guitarras deudoras de los mejores Tipton/Downing. Pero ahí se queda. La pesadez se vuelve a apoderar de la canción, sin nada destacable en ella.

Con On Blackened Seas de inspiración sabbathica pero sin un ápice de su magia continúan mostrándonos los derroteros por los que quieren moverse de aquí en adelante. Pesadez y más pesadez, adoración al Sr. Iommi por todos lados. Tema excesivamente largo, con partes repetidas hasta la saciedad.

Seguimos con Baphomet. Otro corte doomico a más no poder. Pero este si me atrapa. Quizá sea ese bajo hipnotizante del principio, o las penetrantes guitarras. No hay mucha diferencia estilística con los temas anteriores, pero aquí si acertaron con todas esas influencias y no parecen tanto un grupo tributo. Por primera vez escucho esas guitarras que tanto me atraparon cuando conocí a la banda con su recopilatorio Rest In Pieces. Incluso me gustan los gritos de Stormcrow. De lejos, el mejor tema de este Tales Of Gods And Monsters.

Luego del subidón viene el bajón. Creation Abomination no tiene absolutamente nada destacable si exceptuamos su corta duración. Shapeshifter, el noveno tema, vuelve a machacarnos de forma repetitiva con las voces lúgubres del Sr. Chapel, y en algunas partes parece que estamos escuchando algún tema desechado de Iced Earth en la época de Night Of The Stormrider. Canción realmente monótona y sin ningún atractivo.

Como décimo tema nos presentan Time Traveller, y no se si por el título, parece una pequeña vuelta al sonido que todos amábamos de esta banda. Esta canción con el señor Mitchell a las voces habría sido un corte más que digno de sus anteriores discos. Pero aquí no pasa de ser algo mejor que las anteriores.

Y llegamos, afortunadamente, al final del disco. Shadowlands es el tema que lo cierra, y que sin ser una maravilla, si que invita a pincharlo alguna que otra vez más. Guitarras made in Sleepy Hollow, (ya era hora) aunque algo acalladas por esa voz tan lineal y sin feeling ninguno.

Para un servidor, una enorme decepción. Si después de leer esto os interesa algo del grupo, haceos un favor y corred a pinchar Sleepy Hollow del 91 o en menos medida Skull 13 de 2012. O a los clásicos Attacker, y así comprenderéis el motivo de esta decepción.

Puntuación: 4/10.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *