Web de Metal SODOM – Decision Day (2016) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

SODOM – Decision Day (2016)

by Vpower

Alemania
Thrash Metal

sodom 11. In Retribution
2. Rolling Thunder
3. Decision Day
4. Caligula
5. Who Is God?
6. Strange Lost World
7. Vaginal Born Evil
8. Belligerance
9. Blood Lions
10. Sacred Warpath
11. Refused to Die
12. Predatory Instinct (Bonus Track)

Tom Angelripper – Vocals, Bass
Bernemann – Guitars
Makka – Drums

Los Sodom vuelven a la carga con un nuevo trabajo «Decision Day». Quizás Sodom sea una de las bandas más sólidas en el universo del Thrash. Han pasado por diferentes épocas, en sus inicios sonaban a Thrash/Black. Después pulieron su idea de Thrash y vivieron su etapa dorada: Agent Orange y Persecution Mania. En los Noventa decidieron volver a sus raíces, a las raíces del Black y sonaron Punk, mientras las otras bandas sonaban a Groove. En los últimos tiempos la banda apuesta por unos solos limpios, más elaborados y melódicos, no nos han dejado de sorprender en todo este tiempo. Este álbum viene a suceder a Epitome of Torture del 2013.

sodom 2El tema con el que arranca este trabajo es In Retribution, un tema ya conocido por todos, pues fue el adelanto del álbum. Me gusta la velocidad del tema, los aires a Slayer en ese estribillo atmosférico a mediotiempo, es un auténtico cañón de tema, pero lo interesante viene a continuación.

Rolling Thunder es un mediotiempo con una base rítmica machacona y una producción muy primitiva que te traslada a los primeros tiempos de la banda, a álbumes como Better of Dead. Con un estribillo muy cuidado gracias al trabajo oscuro de Bernemann y con su correspondiente solo limpio y acelerado. Un tema que nos sorprende con un cambio de ritmo donde tiran de acústicas y donde la batería de Makka a base de ritmos tribales añade matices épicos antes de la última arrancada.

Decision Day es el tema que da título al álbum. De nuevo es todo un ejercicio de clasicismo absoluto. Un tema donde surgen unos riffs de Power/Thrash que me recuerdan a los Artillery y una base rítmica clásica y acelerada muy de los ochenta. Es un tema intenso donde en el riff y el posterior solo me recuerdan mucho a los Sodom del M-16, un álbum que les marcó el camino, a partir de ahí trabajaron en solos mucho más elaborados y con un mínimo de melodía.

Los Sodom le dedican un tema a una de las figuras más sanguinarias de la historia de la humanidad como es la del emperador romano Caligula. Lo único malo que tengo que decir sobre el álbum es que no me gusta como suena la batería de Makka, siempre con el mismo sonido básico y acelerado, con poca variedad y aburriendo por momentos.

Who is God? es un corte marcado por el bajo, acelerado donde vuelve a surgir un riff clásico muy ochentero, pero ese sonido de la batería mata al tema y los coros no me suenan convincentes. Who is God? presenta un ritmo mucho más dinámico que Caligula, los Sodom que los fans quieren escuchar. Suena oscuro y caótico como en los tiempos del Code Red, con una aceleración primitiva y con la esencia Punk como en los viejos tiempos.  En este corte los ritmos de batería son mucho más dinámicos y ambiciosos y se agradece. El cambio de ritmo suena como un auténtico cañonazo, es un tema donde prescinden del solo y tiran del estribillo, rompe un poco el esquema clásico que presentan estos temas.

Strange Lost World es un corte a mediotiempo con un ritmo machacón donde recuperan esa oscuridad que les hizo ser una banda top, ritmo adictivo. Recuperan el solo para este tema, cumplidor pero no tan inspirado está en los solos Bernemann como en anteriores ocasiones, no obstante, más que la melodía en los solos de este álbum busca la atmósfera.

Vaginal Born Evil es un corte acelerado con un mediotiempo atmosférico, contundente y machacón por estribillo, muy en la línea de los Sodom de siempre, quizás este tema contiene el mejor solo de todo el álbum, muy elaborado y con momentos de Power Thrash. Belligerance sigue la línea del anterior corte, muy acelerado con un ritmo trepidante en el riff que le dota al tema de una muy buena intensidad  y constantes cambios de ritmo donde lo más destacado son unos pasajes de blast beats muy intensos que preceden un nuevo cambio de ritmo a medio tiempo donde los Sodom vuelven a tirar de un solo lento y atmosférico que beneficia al tema.

Blood Lions es un tema veloz que tiene un riff minutero muy logrado. Aquí es cuando los tres forman un ente único tirando desarrollo minutero con breves cambios de ritmo y logran una intensidad muy buena, tema nada espectacular pero es uno de los temas más rabiosos de todo el trabajo. Sacred Warpath es un tema que va creciendo en intensidad poco a poco, intensidad que aporta el bajo y un riff épico y metalero para llevar el tema en volandas, sin lugar a dudas en la parte final del álbum se esconden los mejores cortes de este Decision Day. El estribillo es completamente adictivo y es tan oscuro que roza el Death metal, sin lugar a dudas el temazo del álbum, de nuevo con pasaje acústico a mitad del tema.

Refused to Die arranca con la diatriba del iluminado de los que abundan hoy en día para luego después de un pasaje acústico brindarnos un mediotiempo marcado por el ritmo del bajo que suena a gloria bendita. Como es habitual en ellos, pasan de 0 a 100 km/h en cuestión de pocos segundos. Otro tema donde tiran de desarrollo y fabrican un estribillo a mediotiempo que cuentan con el apoyo de unos sintetizadores en un plano muy secundario que le da cierta atmósfera al corte.

La edición especial incluye el tema Predatory Instinct. Conclusiones sencillas con el nuevo de Sodom. Es una banda muy regular, para mí de hecho es la única banda de Thrash que siempre está a un nivel altísimo, tanto en el plano compositivo como en directo.

Es un trabajo que no tiene momentos tan espectaculares como pueden tener sus últimas obras: M-16, In War and Pieces, Sodom o Epitome of Torture. No tiene esos solos tan inspirados ni esos estribillos tan adictivos. No abundan los highlithts, salvo en dos temazos que pueden estar en cualquier recopilatorio de la banda, hablo de In Retribution y Sacred Warpath, el resto son temas que van ganando y mucho con las escuchas. En algunas fases del álbum no resulta muy inspirado el sonido de la batería, falta chispa en los solos y algunos coros no convencen. Pero como dije, va ganando con las escuchas, tiene la esencia de los Sodom de toda la vida, jugando con todas las épocas de la banda y haciendo guiños constantes a sus primeros tiempos.No es tan vicioso como sus anteriores trabajos, pero es esa clase de álbumes que con el tiempo acaban estando en el sitio que le corresponde, un nuevo trallazo de Sodom.

Puntuación: 8,25/10

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *