Web de Metal WITCH CROSS – Angel of Death (2021) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

WITCH CROSS – Angel of Death (2021)

by Vpower

Dinamarca
Heavy Metal

1. Tempus Mori Est
2. Angel of Death
3. Marauders
4. Evil Eye
5. The Chosen One
6. Phoenix Fire
7. Siren’s Song
8. Eye of the Storm
9. Last Rites
10. Warrior

Kev Moore – Vocals
Mike Koch – Guitars, Keyboards, Percussion, Glockenspiel & Backing Vocals
Jan “Little John” Normark – Bass
Paul Martin – Guitar
Jesper Haugaard – Drums

Witch Cross es una de las bandas más míticas dentro del heavy metal danés, no son los Mercyful Fate pero tienen su pedigrí. Se formaron en 1982 y como tantas otras bandas desaparecieron cuando se desinfló la new wave y el heavy decayó en favor de otros estilos, para volver a retomar los bártulos, también como muchos otros, con la llegada del nuevo siglo y el viento a favor otra vez para el Metal en general. Su debut de 1984 Fit For Fight es una obra de culto. Ya en 2013 publicarían el segundo álbum de su carrera. El guitarrista Mike Koch es junto al bajista Jan “Little John” la parte original de la banda de los 80, completada por nuevos miembros, si bien no han habido cambios en la formación en los últimos años, lo cual habla de una estabilidad siempre deseable, sobre todo después de un regreso con una larga pausa en medio.

Axe To Grind es lo nuevo de estos daneses y siempre digo que el primer disco después de tantos años inactivos es normalmente el más complicado, la gente está ansiosa, tú también, etc. Pasado ese trance ya te puedes centrar un poco más en lo que quieres hacer sin pensar tanto en el pasado y tu legado, aunque eso nunca se olvida del todo. Así que de este tercer disco espero buenas sensaciones y por encima del anterior, que ya era bastante correcto.

Empezamos con Tempus Mori Est, una intro a base de campanas y coros monásticos, la mente se te va al escenario de esa gran peli/libro que es el nombre de la rosa. Llega Angel of Death, una canción de tempo clásico, con un cierto tono de heavy oscuro en las guitarras y un vocalista más que competente, el solo es afilado y tiene el punto de melodía justa a lo Judas Priest.

Otro comienzo ambiental en Marauders, el disco sigue teniendo esa atmósfera misteriosa que le da carisma a la banda. El ritmo es más lento que la anterior y los riffs pesados me recuerdan mucho al tema Death de los Judas, aunque estos daneses tienen una vertiente más melódica aprovechando el buen registro de su vocalista. Un muy buen tema a lo Riot, Jag Panzer, heavy de la vieja escuela con peso y carácter en cada estrofa, sí señor.

Evil Eye tiene potencia desde los primeros riffs imponiendo una marcheta con buenas melodías vocales típicas de la tropa de el tirano Conklin, no hace falta que se esmeren demasiado en los riffs que son de lo más normal porque el vocalista en este caso se lo come él todo y me sigue sorprendiendo el buen hacer de este Kev Moore, un tipo con experiencia que ha pasado por numerosas bandas. Por supuesto el solo de guitarra está a la altura de las circunstancias y redondea la pegada heavy del tema.

Un comienzo mucho más relajado y melódico lo encontramos en The Chosen One, un medio tiempo de esos que esconden cambio de ritmo, otro esquema clásico, y lo bordan. Llevamos cinco canciones y el listón lo han puesto muy alto, solo espero que se mantengan ahí porque puede ser un disco redondo. Y Phoenix Fire despeja rápidamente cualquier duda con un modus operandi muy de los Iron Maiden de los ochenta, tanto en los riffs como en la velocidad de ataque, solo que Kev le da su toque personal con su voz característica, también encontramos buenas melodías y guitarras dobladas.

Siren’s Song es una de las canciones más oscuras del disco, medio tiempo de guitarras más distorsionadas y voces de tintes apocalíptícos, resulta perfectamente convincente, como lo es la buena pausa que meten en medio del ritmo a golpe de riff. Para coronar el tema se marcan un gran cambio de ritmo a mitad de camino metiendo ambientación con voces femininas y riffs speedicos, una de las mejores canciones de este genial disco.

Eye of the Storm me parece sin embarago uno de los temas menores del disco, no tiene tanta fuerza y los riffs son de esos que has escuchado mil veces, un estilo a lo US metal con coros para darle fuerza, el empaquetado es bueno aunque carece de la magia de otras canciones, eso sí, el estribillo es muy pegadizo. Last Rites es un medio tiempo donde lo más destacado son las pausas ambientales con reverb en la guitarra y cierran con Warrior otra canción donde una vez más las huestes de Mike Koch demuestran que saben de sobra como hacer que una canción suene heavy por los cuatro costados, siempre con un base rítmica de lo más clásica, un uso más que eficiente y atractivo de las guitarras y un vocalista excelente que compararía con el genial Harry Conklin, de esas voces que suenan naturales y carismáticas además de potentes. Han subido el listón con este soberbio disco y vuelven a estar más de actualidad que nunca, rejuveneciendo viejos laureles con todo merecimiento.

Feeling: 4/5
Originalidad: 3,5/5
Técnica: 4/5
Producción: 4/5

Puntuación: 8,5/10

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *