DEAD MAN WALKING – All My Hate (2019)

Rate this post

1. Deadly Line
2. Dead Arms
3. Against Time
4. At the Edge of the Madness
5. The Starveling
6. All My Hate
7. Vanishing Soul
8. My Fortress
9. Blade of Terror
10. Standing Away
Nuno Monteiro – Vocals
Pedro Esteves – Guitars
Fernando Tavares – Bass
Anderson Alarça – Drums
Dead Man Walking es una banda creada en el 2007 en la ciudad de Sao Paulo. Lo que más destaca de esta banda son sus orígenes y con esto quiero decir que llevan los colores verde, amarillo y azul de la bandera brasileña tatuados en el alma, pues todos los ritmos que surgen en este plástico tienen esa esencia brasileña de muy diferente factura.
Son capaces de generar ritmos potentes en Deadly Line y viajar a los tiempos de Sepultura en su etapa más comercial, hay Groove y distorsión a tope con unas voces rotas y chillonas que no calificaría de ningún modo como “Screaming Metal ochentero” porque lo que sí hay es una versatilidad compositiva, es decir, una mezcla de estilos musicales como demuestran en Dead Arms donde rozan elementos progresivos de los Symphony X pero con un enfoque mucho más agresivo y menos técnico.
Cuando me refiero a que se les nota la escuela carioca y también sea dicho de paso las tablas a nivel compositivo es gracias a temas como Against Time donde la banda nos ofrece un gran estribillo o en At the Edge of the Madness con un buen solo de guitarra, son elementos sencillos dentro de una estructura del tema pero es que lo complicado es hacerlo fácil y a ellos les sale natural.
Su estilo musical está a caballo entre el Heavy Metal pero con toque moderno, es decir con mucho Groove y una especie de Power Metal melódico a lo Angra en sus primeros tiempos…. quizás la comparación con Angra es gracias a temas como The Starveling pero tengo que decir que ellos tienen una marcha más y quizás la comparación más justa sea con una banda brasileña con más de veinte años de carrera y muy poco valorada para lo buenos que son, hablo de los Hangar, una banda de Power melódico pero muy potente y con ligeros matices de progresivo.
Los Dead Man Walking me recuerda a los Hangar solo que ellos cambian el matiz progresivo por otro más directo, compacto y punzante un poco de Groove y alguna base rítmica de Thrash para darle un aire actual a la composición como en Blade of Terror.
Lo mires por donde lo mires se trata de un trabajo que tiene muy pocas pegas y es muy competente y profesional. Es cierto que hay cientos de bandas con un sonido más o menos similar pero este es el clásico álbum que escuchas una y otra vez y nunca te cansas.

Deja un comentario