DESERT SUNS – Carry On (2019)

Rate this post

1. Carry On
2. Sinking Like a Stone
3. Slip Of The Tongue
4. Right This Way
5. Wish It Away
6. Judgment Day
7. Feast Of Flesh
.
Dave Russell – vocals
Woogie Maggard – guitar
Anthony Belluto – guitar
Gabe Fonseca – bass
Ben McDowell – drums
Banda americana formada en 2013, debut en 2014, ahora comentamos su segundo disco. Empiezan con Carry On, una pista que podemos catalogar como un setenta por cien stoner y el resto un proto metal, se curran los punteos y los riffs son clavaditos a los Black Sabbath o los Blue Cheer.
Encontramos temas como Sinking Like a Stone donde el sonido stoner lo abarca todo, condimentado con un toque de sicodelia setentera y de southern rock, siguen sonando igual de clásicos que en la canción anterior.
Slip Of The Tongue no es una versión de los Whitesnake, pero sí que lleva un aire rockero, sobre todo de los primeros tiempos de la serpiente blanca e incluso de los Purple, una pista claramente marcada por los riffs guitarreros, donde el cantante se desmelena un poco más y le da un toque más chulesco al tema.
Una de las componentes de esta banda es que aunque su base es el stoner rock, tienen sus variantes dentro del rock y el heavy, es el caso claro de este Right This Way, con el blues impregnándolo de arriba a abajo. Pero después de ese momento de relax es hora de volver a los sonidos más distorsionados con Wish It Away donde además se permiten introducir una pausa larga y sicodélica que rompe el ritmo de un tema ya de por sí nada apurado, de hecho por momentos pueden dormir un poco la perdiz o anestesiar los temas en exceso.
Judgment Day muestra unas melodías melancólicas, un tanto depresivas como añorando el pasado, junto a cambios de ritmo donde le dan un poco más de vida al asunto para acabar pisando el acelerador, dentro de lo que son sus ritmos medios, con el punteo. Feast Of Flesh es uno de los momentos más acertados del disco, sonido de los 70, un poco de rock progresivo a lo Rush, fuzz y protometal para formar una canción con un carisma por encima de la media del disco, una buena forma de acabar el mismo. Por momentos tiran demasiado de sonidos ya muy vistos, aunque la ejecución es correcta, y con ritmos que se mantienen demasiado constantes que arriesgan a perder la atención del oyente, pero en líneas generales me parece un trabajo acertado.

Deja un comentario