DREAMLORD – Disciples Of War (2019)

Rate this post

1. Out for Blood (4:44)
2. Disciples of War (4:43)
3. The 11th Hour (5:00)
4. Humanity Enslaved (4:35)
5. Aggressive Denial (4:44)
6. Infratricide (5:00)
7. Blinded Eyes (4:26)
8. Act of God (6:26)
9. Outcast (5:12)
10. Uncompromised (6:00)
Babis Paleogeorgos – Rhythm Guitar, Vocals
Yiannis Glykiotis – Lead Guitar
Christos Peveretos – Bass
Nikos Kousounis – Drums
Este puede ser considerado casi como el primer larga duración de la banda, digo casi porque en 2007 sacaron un disco con seis temas pero que en realidad estaba basado en temas antiguos, quizás una forma de volver a la actividad después de años de silencio. Porque se trata de una banda de origen ya remoto, nada menos que 1994, pero hasta ahora solo con un puñado de temas sueltos y disueltos a lo largo de los años.
Y bien, como es habitual después de tantos años, las caras han ido yendo y viniendo dentro de la formación de la banda. Esta es su puesta de largo, de hecho en noviembre abrían en Grecia para los Annihilator, que oye aunque estén en horas bajísimas siguen teniendo su cartel. Así que aunque sea una banda desconocida más allá de tierras griegas posiblemente en su país tengan cierto estatus de banda de culto.
Primera acometida con Out for Blood, un thrash de claro corte bay area, ritmos predominantemente veloces, groove pero también guitarras limpias a lo Testament. Aunque resulta bastante predecible y no me emociona demasiado es digerible sin mayor problema. Disciples of War sigue la misma fórmula con riffs muy en la onda Megadeth, insertando tiempos medios y los solos limpios característicos de las bandas del otro lado del charco.
The 11th Hour es un interesante giro hacia un tema más de heavy thrash, de tiempos y riffs pesados, un poco el estilo Metallica antes de dejar el metal por la puerta de atrás, los riffs con su parte ambiental son lo que le da a esta canción un carácter más fuerte y penetrante, un tono más oscuro y under.
Humanity Enslaved varía entre el thrash y el speed metal, tiene más presencia de bajo, más distorsión y un poco menos de groove, acercándose un poco al sonido europeo y con una carga más ligera en el sonido, sigue haciendo crecer al disco igual que el tema que le precede. Pero toda esa tendencia parece que se corta un poco con Aggressive Denial, tira de un sonido más trillado al principio, pero hacia mediados de tema recupera de nuevo las buenas sensaciones con guitarras más crudas.
Infratricide es de nuevo otro tema muy en onda Megadeth, pero el de los buenos tiempos, con buen despliegue de guitarras. Me gusta como empieza Blinded Eyes con guitarras y marcheta de esas de no tomar prisioneros y un poco de actitud punk en las voces.
Act of God es de nuevo otro tema entre el heavy y el thrash, en este caso instrumental, no suena nada mal aunque quizás le falta un poco de picante y es posible que a la vuelta de unas cuantas escuchas acabe resultando un tanto cansina. Las guitarras con las que comienzan Outcast no pueden sonar más a Metallica, luego le dan un giro de tuerca tirando de groove, pero tienen la virtud de meter arreglos de guitarra que le aportan unas vitaminas al tema, esto ya lo hacían los Legion españoles hace muchos pero que muchos años, una vez más se confirma que en el thrash está todo bastante inventado.
Uncompromised finaliza el disco con un tema de un speed thrash donde los riffs son bastante simples pero las melodías que dibujan con las guitarras le dan un perfil más heavy y accesible. Ciertamente no estamos ante una banda que venga a revolucionar nada, pero su mejor virtud es que no cometen errores ni hacen experimentos con gaseosa y en la guitarra solista tienen buenos momentos que son los que ponen la nota de color más generosa al disco.

Deja un comentario