EASY RIDER – Lord of the Storm (1998)

Rate this post

Segundo trabajo para esta banda madrileña. Ellos están muy influenciados por los Iced Earth y Cage entre otros, es decir, por la nueva ola de bandas de Power metal americanas. Su segundo trabajo editado por un sello pequeño como es Soho, que ya cerró sus puertas. Tuvieron buenas críticas pero se quedó simplemente en eso.
Lord of the Storm es un tema pegadizo, mala distribución y peor producción, muy difícil luchar contra todos estos elementos. Hay un cambio respecto al anterior trabajo, en su primer álbum mezclaban el Heavy clásico con el Us power Metal, en este álbum se decantan más por lo segundo.
Death of Dreams presenta riffs doblados de gran presencia y aguerridos ritmos, suena épico ese mediotiempo y con un bajo dándole intensidad al tema. El tema tiene la típica aceleración en el cambio de ritmo que por previsible no deja de sonar bien. Seven es un tema que mezcla muchas cosas, desde Speed Metal, Neoclásico y Shred dejando constancia de que tienen calidad de sobras para introducirnos después en el clásico tema metalero al galope.
Pasamos por el momento acústico que nos proporciona el tema Eternal Sin. Una lástima la producción porque estropea por completo el tema. Tratan de mezclar esos ritmos acústicos con un cambio de ritmo muy groovy que se apodera de las guitarras. Savage Rage es puro clasicismo, la influencia de los Judas Priest es más que notable en el tema. La ejecución del solo es donde fallan, porque el tema lo tiene absolutamente todo, buenos ingredientes pero no termina de cuajar.
See my Eyes es un nuevo tema al galope pero con la receta típica del Us Power Metal, vigoroso y rozando el Speed/Thrash en la base rítmica, buen trabajo al que logran introducir en el estribillo un pasaje oscuro de primer nivel. El álbum pierde fuelle en la parte final porque Different Ways no aporta nada nuevo. El caso es que es un trabajo con muchos más matices que su primer álbum. Sigue sonando irregular pero al menos con mayor creatividad y contundencia, iban por el buen camino aunque no tuvieron el éxito que se merecían.

Deja un comentario