MORTEM ATRA – A Dark Lament (2019)

Rate this post

1. A Dark Lament Prologue
2. Frozen Illusion
3. The Puppet
4. A Voice
5. Evil Rise
6. Hymn of Doom
7. In Superstitious Breath
8. Mirror
9. Harmful Obsession
10. Depressed 04:16
Takis Antoniou – Vocals
Christina Papadjiakou – Keyboards / Vocals
Marios Gavrielides – Rhythm and Lead Guitar
Valantis Pavlou – Rhythm and Lead Guitar
Aris Ioannou – Bass
Antonis Papas – Drums
Banda chipriota activa desde 2011 pero que aparte de tres temas publicados ese mismo año no habían sacado nada hasta ahora, así que este disco supone el debut de la banda. Comenzamos con una intro con discurso incluido que da paso a Frozen Illusion, una suerte de mezcla entre metal sinfónico y death, por ser generosos, de guturales light, la verdad es que hasta llegar a la parte del solo el camino es bastante soporífero, entonces le dan un enfoque heavy que le mete un poco de interés al tema, pero los arreglos carecen de fuerza y de personalidad.
The Puppet gira en torno al sonido heavy y en esos parámetros suenan más consistentes, con predominio de las melodías de guitarra, teclados de fondo que a mí personalmente me rayan bastante y de nuevo la voz gutural muy dimensionada que siempre me ha parecido un pegote en casi todas las composiciones de este estilo. La voz femenina en cambio refuerza el enfoque melódico.
A Voice es otro tema de esos que me acaba sacando el bostezo, se pierde en las voces femeninas que junto con riffs de poco calado no dotan al tema del misterio que quieren transmitir. Solo algunos cambios de ritmo y el punteo me despiertan del sopor.
En algunos sitios he leído que tratan de vender esto como una mezcla entre death y doom, y me da la risa floja. Hay gente que considera que hace death por meter una voz gutural adulterada y comercial, cuando este es un recurso muy utilizado por bandas sinfónicas para ampliar el abanico de sensaciones de sus temas, nada más. En cuanto al doom no lo veo por ninguna parte. Evil Rise es un tiempo lento que comete el mismo error que los anteriores, duermen el tema con riffs y teclados de fondo sin ninguna chispa, lo mismo que la voz gutural, hasta la parte del punteo, donde salvan un poco los muebles. Por cierto, la pausa con la voz distorsionada donde quieren meter un poco de atmósfera es lo que les faltaba para arruinar el tema, no transmite.
Escuchas un tema y el siguiente y el siguiente y todos llevan la misma estructura, tiempos lentos y somnolientos hasta la parte del solo, Hymn of Doom no es la excepción. In Superstitious Breath es un tema donde dan rienda suelta al sonido sinfónico, en este caso con voces limpias también, pero el problema es que siguen sin generar la chispa que te haga vibrar. Teclados más clásicos en Mirror y un formato balada con voz femenina donde resultan al menos más creíbles y más atractivos.
Los melancólicos acordes iniciales de Harmful Obsession son de lo más logrado del disco, por fin se dejan de experimentos con gaseosa y ofrecen una composición con sonidos naturales que te tocan más la fibra sensible. No han cambiado sustancialmente el esquema compositivo, siguen con tiempos lentos y mucho teclado, pero solo con suprimir casi por completo la ridícula voz gutural y variar un poco más el ritmo le han cambiado bastante la cara a la canción. El último tema es uno de los más logrados, voz limpia con sentido profético y un buen acompañamiento de teclados para darle un toque más oscuro, de lo mejor del disco, aunque ya demasiado tarde para arreglar todo el camino previo donde duermen al oyente.
Mucho camino por recorrer para esta banda chipriota, sonido demasiado comercial, con poca garra y atractivo, así como tiempos que acaban ralentizando el disco en exceso. La música es provocar ante todo sensaciones, da igual el estilo que practiques, y estos chipriotas sólo lo consiguen con cuentagotas a lo largo de todo el álbum, no invita a escucharlo nuevamente.

Deja un comentario