SUPPURATED FETUS – In the Realm of the Senses (2019)

Rate this post

1. It’s not as easy as being a whore
2. I feel like biting you all over
3. It’s not pleasure, it’s pain
4. Slap Me!
5. Harder
6. I guess you have to approach death
7. I want you to strangle me
8. I will kill you
.
.
Sabbaoth – Guitarra, Bajo, Sintetizadores, Cantante
Suppurated Fetus son una leyenda muy oscura dentro del metal extremo carioca. Esta es una banda creada en Blumenau (Santa Catalina) con un primer período de actividad de 1988-1991. En esos años solo se les conoce dos demos: The rest of Nothing y Genesis en 1991 antes de cambiar de nombre a Goatpenis, con esta banda sigue Sabbaoth en activo, practica un Blackened Death muy valorado por los fans con similitud a Sarcófago, Abhorer, Impaled Nazarene… etc.
En el 2017 mantiene Goatpenis que le funciona muy bien y recupera de forma paralela Suppurated Fetus y empieza a lanzar álbumes y Splits. Esto no es material comercial ni te vas a encontrar vídeos de este artista, ni te vas a encontrar ningún vídeo él trabaja de forma completamente independiente. Sabbaoth empezó esta banda como trío y ahora toca él solo con su pasamontañas en directo.
Es la blasfemia por la blasfemia, es rebuscar los orígenes del Black/Death más primitivo y rancio que te puedas encontrar. Desde los inicios de su carrera él siempre mostró una admiración total por la rapidez y el caótico sonido de bandas como Impaled Nazarene y en ese sentido van los temas It’s not as easy being a whore o Harder, temas caóticos, a la velocidad de la luz, donde la suciedad de la producción juega un importante papel.
Tenemos otro tipo de temas donde tira en cambio de una mezcla efectiva y nada técnica de Death jurásico con Grindcore de la vieja escuela como en Slap Me!, yo diría que esta mezcla es la máas positiva y la que mejor sensación ofrece al oyente.
La tercera batería de temas ofrece una mezcla de Blackened Death más lenta y oscura, sonido mugriento como en It’s not pleasure, it’s pain que recuerda a los Sarcófago, santo y seña del metal extremo carioca, los que revolucionaron la escena y trajeron la fiebre por los Hellhammer a Sudamérica, todas las bandas brasileñas están en deuda con ellos.
De técnica y de ideas este trabajo no está muy sobrado, las cosas como son pero es que esto es Underground puro y duro y se buscan otro tipo de motivaciones, directo al grano sin concesiones ni grandes alardes, es lo que es. El sonido tan rancio y extremo de Suppurated Fetus me recuerda y mucho a los míticos Necrobutcher de Santa Catarina, banda que mezclaba Death con Grindcore que estuvo en activo de 1987-1990, a ese período nos hace viajar este artista.

Deja un comentario