Web de Metal AQUELLOS CROMOS DEL MUNDIAL parte 8: Darko Pancev – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

AQUELLOS CROMOS DEL MUNDIAL parte 8: Darko Pancev

by Andoni Bro

Seguramente el mejor jugador macedonio de todos los tiempos. Empezó a jugar en las filas del FK Vardar en 1982, un club de la capital de Macedonia, Skopje. Hizo historia al ganar con este club un campeonato yugoslavo, primera y única vez que un club macedonio ganaba un título yugoslavo, siempre se lo repartían los clubes serbios y croatas. En la temporada 1986/87 es cuando el FK Vardar con Darko Pancev como pichichi se alzaba con el título nacional.

Goleador nato en las filas del FK Vardar anotó 84 goles en 151 partidos y recibió una oferta que no pudo rechazar, ficha por el Estrella Roja de Belgrado, el club yugoslavo más laureado que quiere retomar su trono y aún encima participa en la liga de campeones. En este club permanece cuatro temporadas y marca 84 goles también. Su mayor éxito y es un éxito atronador y rotundo, una de las mayores gestas deportivas, fue ganar la copa de Europa con el Estrella Roja en 1991 donde coincidió con la que es sin duda la mejor generación de futbolistas yugoslavos: Robert Prosinecki, Sinisa Mihailjovic, Dejan Savicevic, Vladimir Jugovic… etc.

En 1991 era el delantero de moda en toda Europa, un cazador de goles espectacular. Ficha en 1992 por el Inter de Milán donde no triunfó. Las expectativas con él estaban por todo lo alto pero defraudó en 12 partidos tan solo anotó un gol y fue cedido al Leipzig alemán donde marcó dos goles en diez partidos, tampoco triunfó.

Desde que dejó al Estrella Roja, su carrera se fue a pique, fue acumulando cesiones a varios equipos como el Fortuna Dusseldorf o el FC Sion donde no triunfa, en el tiempo que permaneció en el Inter de Milán, ningún entrenador confió en él y su carrera se fue apagando de forma brusca.

Participó con Yugoslavia en el mundial de Italia 90, un año después el Estrella Roja ganaba la copa de Europa, era la Yugoslavia más talentosa de todos sus tiempos pero era una selección anárquica sin compromiso y con varios jugadores que no querían jugar en la selección. A golpe de talento consiguió plantarse en cuartos de final donde fueron eliminados. Pancev consiguió su sueño al menos después de una carrera en permanente declive de debutar con la selección de su país, Macedonia en 1994, en el primer partido que celebró esta selección.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *