Web de Metal SAD IRON – Chapter II: The Deal (2019) – METALBROTHERS.ES – Todo el Metal – All about Metal

SAD IRON – Chapter II: The Deal (2019)

by Vpower

Holanda
Heavy Metal

01. The Deal (The Story of Miss Betty)
02. Revolution
03. Raise Hell
04. Warmonger
05. Now It’s Dark
06. Fighting for Revenge
07. F.O.B.
08. Murder of Crows
09. Weaponized
10. We Play to Kill

Bernard Rive – Guitars
Charles Heijnen – Bass
Marc van den Bos – Guitars, Vocals
Cor Bolt – Drums

Sad Iron son unos veteranos de la guerra del Vietnam en la que muy pocos han reparado, tampoco ellos se lo han currado para hacer llegar a todo el mundo su nuevo trabajo. Banda holandesa creada en 1979 en la ciudad de Hoorn. Por esta banda han pasado miembros de Angus, Picture, Final Heiress.

De su formación original solo aguanta desde el primer día Bernard Rive su guitarrista y letrista, el bajista que lleva en Sad Iron desde 1985, el batería que se incorpora ahora y el guitarrista / Cantante  que lleva en la banda desde el 2012.

Se estrenaron con una demo en 1982 y ese mismo año grabaron un split con los Seducer. En 1983 grabaron su primer álbum “Total Damnation” y desaparecieron en 1986. Retomaron su carrera en el 2012, en el 2016 grabaron su álbum de regreso “The Antichrist” y tres años después vuelven a la carga con nuevo trabajo bajo el brazo.

The Deal (The Story of Miss Betty) es un tema de seis minutos que se hace eterno y en el mal sentido de la palabra. La voz del cantante lineal, con poca entonación y sin fuerza. Tirando de un ritmo anodino en la base rítmica y un solo minutero sin pasión que no aporta nada solo prolonga la agonía. Algo más vistoso es Revolution, de nuevo enfocado hacia el Speed Metal y recordando a los alemanes S.D.I, aunque no tiene gancho al menos le echan más leña al fuego en todos los sentidos.

Raise Hell tiene la influencia eterna de Judas Priest con el riff con más pegada y agresivo de todo el trabajo, también hay cierta influencia de los Metal Church. Pero el estribillo vuelve a echar al traste el buen trabajo de riff y base rítmica y su falta de ideas pues a la hora de desarrollar los temas siempre se quedan a medias. Warmonger quiere apuntar cosas nuevas con un trabajo de batería más cargado y poderoso, buen arranque pero como siempre a medio gas cuando llega la hora de la verdad.

Aunque tu cantante no sea bueno, pues ponle un parche con coros, tápalo con solos emotivos, que es de lo que tira el metal clásico pero nada de eso tiene Sad Iron. Now It’s Dark sigue desmarcándose y buscando esta vez el clásico ritmo al galope con un riff muy de los Judas Priest pero también de otras bandas como los Warrant alemanes, de los ochenta y de Power/Speed, se parecen bastante a ellos.

Fighting for Revenge es Speed Metal pero tiene alma de Rock acelerado y sucio. F.O.B. al menos nos regala el primer buen solo de guitarra de todo el álbum, con cierto sentimiento por fin, falta de técnica siempre tuvieron estos holandeses. Suben un poco el listón con Murder of Crows con un arranque tirando a atmosférico sin lograrlo de todo y un cambio de ritmo que no pega ni con cola pero al menos es agresivo. Falta un tema diferenciador porque suenan todos iguales, Weaponized la influencia de Motörhead y S.D.I y poco más que contar. Cierran el trabajo con We Play to Kill una base rítmica entre Manowar / Judas Priest en sus temas más acelerados y un solo de guitarra que no tiene nada, ni técnica, ni garra, ni feeling y eso es lo que les sucede durante todo el trabajo, que no dejan huella alguna.

Feeling: 2/5
Originalidad: 3/5
Técnica: 2/5
Producción: 3/5

Puntuación: 4,25/10

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *