BARSHASKETH – Barshasketh (2019)

Rate this post

01. Vacillation
02. Resolve
03. Consciousness I
04. Consciousness II
05. Ruin I
06. Ruin II
07. Rebirth
08. Recrudescence
.
Krigeist – Cantante, Guitarra, Bajo
GM – Guitarra
BB – Bajo
MK – Batería
Claro ejemplo de lo que es la persistencia y la evolución musical. Esta banda empezó siendo un proyecto en solitario de Krigeist que en realidad se llama Andrew Campbell y nació en Nueva Zelanda. Se fue a vivir a Escocia donde buscó la colaboración de otros músicos y poco a poco fue creciendo su banda hasta el día de hoy, que ya empieza a ser valorada con su cuarto larga duración.
Vacillation es un tema de Black ortodoxo y con esto queremos señalar la forma de enfocar los temas de esta banda, buscan siempre una producción sucia, extremadamente sucia diría yo en el caso de este álbum y respecto a sus anteriores trabajos y una atmósfera acorde a los temas inteligente que se mueve entre el Black y el Death Metal con cambios de ritmo agresivos de puro Black Raw.
Echo en falta un sonido más pulido, técnico y potente en la batería, tampoco el bajo aporta gran cosa. Es muy similar a lo que buscan los Sargeist, esa es la gran influencia de esta banda y logran un Black tan potente como impactante aunque esos dos elementos que cité, la falta de batería y bajo, más bien su falta de aporte a los temas, pues les resta lucidez.
Llegamos a un tema dividido en dos partes como es Consciousness. Buen medio tiempo y sobre todo tengo que destacar el riff rítmico con técnica y buen sonido, en la distorsión de la guitarra, la verdad es que siempre genérica pero aún así tirando de ritmos clásicos dentro de este género que nunca pasan de moda, lo importante es el equilibrio dentro de la composición, al tratarse de un tema dividido en dos partes tiene que haber un vínculo, un nexo de unión que resulta claro y convincente aunque me falta brillantez por momentos, el estilo de la banda está muy trabajado pero la brillantez ya es cosa para los más grandes.
Lo mismo sucede con Ruin, me transmiten decadencia, oscuridad y agresividad a partes iguales pero no logran romper el cerco ni una sola vez, porque ellos quieren combinar la agresividad de influencias clásicas como la de Sargeist que quizás sea una de las bandas más oscuras de Black Metal de todos los tiempos con la luminosidad y la ortodoxia de unos Mgla por ejemplo… y claro, no les llega.
Entramos en la recta final del plástico con dos temas, el primero Rebirth de una duración de seis minutos y medio donde tengo que volver a destacar los mismos elementos, la atmósfera común en todos los temas, las partes aceleradas de Black Raw y el trabajo de la guitarra rítmica con algo de más trabajo por parte del batería. Se la juegan en el último tema con Recrudescence y sus once minutos de duración, buen tema, se guardaron para el final la mejor carta, en esta ocasión sí que logran ese black ortodoxo que se les escapa durante los anteriores temas, quizás llega demasiado tarde. Álbum cumplidor pero había herramientas para hacer algo mucho más grande.

Deja un comentario